Muere Rick Hoyt, el corredor con parálisis cerebral y tetraplejia al que su padre empujó en más de 1.000 carreras

Muere Rick Hoyt, el corredor con parálisis cerebral y tetraplejia al que su padre empujó en más de 1.000 carreras

El atleta tetrapléjico y con parálisis cerebral Rick Hoyt ha fallecido este lunes a los 61 años. Lo ha hecho poco más de dos años después de que muriese su padre, Dick, quien se encargaba de empujarle a él en más de 1.000 carreras.

Juntos formaron una de las parejas más icónicas de las carreras populares en Estados Unidos. Corrieron en varios Ironman y en una treintena de ediciones del maratón de Boston, pruebas en las que se ganaron el respeto y la admiración de deportistas y espectadores.

Desde la Hoyt Foundation han dado la noticia a través de un comunicado en el que han reconocido su labor: «Como muchos saben, Rick y su padre, Dick, fueron iconos de las carreras en ruta y los triatlones durante cuarenta años, e inspiraron a millones de personas con discapacidad a creer en ellos mismos».

Rick nació en 1962 con tetraplejia y parálisis cerebral al quedar su cordón umbilical enganchado en el cuello, lo que provocó un corte en el flujo del oxígeno al cerebro. Fue admitido en la escuela pública con 13 años y finalmente se graduó en Educación Especial por la Universidad de Boston.

Cuando era adolescente le pidió a su padre, a través de la computadora interactiva con la que se comunicaba, que participase en una carrera benéfica de 5 millas. Dick cumplió sus deseos empujando la silla de su hijo. «Papá, cuando estoy corriendo, siento que no soy un discapacitado», le dijo al acabar.

Ese fue su comienzo en el atletismo y, a partir de ahí, participaron en todas las competiciones atléticas, tanto en duatlones como en triatlones. En 2009, con la maratón de Boston, corrieron su carrera conjunta número 1.000.

También se convirtieron en la primera pareja en terminar un Ironman. Y en la prueba de agua, Dick arrastraba con una cuerda un pequeño bote en el que llevaba a Rick.

Su muerte ha llegado tan solo unos días antes de que se celebre la carrera popular Yes you can, que está organizada por la Hoyt Foundation en Hopkinton, Massachussets. Tras esta triste noticia, la familia podría cancelar su realización o mantenerlo en honor a los dos corredores.