La inflación se disparó hasta el 6,5% en diciembre, dejando el IPC promedio de 2021 en el 3,1%

La inflación se disparó hasta el 6,5% en diciembre, dejando el IPC promedio de 2021 en el 3,1%

Los precios en España se dispararon un 6,5% en el mes de diciembre, récord de los últimos treinta años pero dos décimas menos de lo que había adelantado el Instituto Nacional de Estadística (INE) cuando avanzó el IPC a cierre de año, según ha confirmado este viernes este organismo.

Este dato ya confirmado supone que los precios avanzaron en promedio un 3,08% en el año 2021, el más alto de la última década ya que en 2011, la inflación promedio quedó en el 3,21%.

La tasa de inflación subyacente -sin tener en cuenta los alimentos y los productos energéticos por ser más volátiles- sí subió un 2,1% ese mes, en línea con lo que se había avanzado.

Con esta corrección que hace el INE este viernes, la tasa de variación mensual de los precios en diciembre fue del 1,2%, por debajo del 1,3% que se había comunicado.

La subida que experimentaron los precios en diciembre fue la más alta desde mayo de 1992 y estuvo impulsada principalmente por el encarecimiento de los precios de la electricidad, un 23,3% más altos que en diciembre del año anterior.

Aumentaron también los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, un 5%, casi dos puntos más que en noviembre, debido a incrementos generalizados en todos los productos. Destacó el incremento de precio de las legumbres y hortalizas y las del pan y los cereales.

La restauración y los hoteles se encarecieron un 3,1% respecto a diciembre de 2020, cuando las restricciones administrativas entorpecían el ocio y turismo; mientras que en las gasolinas y carburantes fueron el único componente que incidió a la baja, por tener un precio más bajo que a cierre de 2020.

Los precios fueron más altos que un año antes en todo el territorio nacional, aunque los mayores incrementos en el mes de diciembre se produjeron en Castilla-La Mancha (con una subida del 7,6% en diciembre), Castilla y León (7,3%) y Aragón (7,2%).

Ceuta, Cataluña y la Comunidad de Madrid fueron las autonomías con un aumento de precios más moderado en el mes de diciembre en términos interanuales (del 5,5%, 6,1% y 6,2% respectivamente).

Respecto a noviembre, los precios se aceleraron especialmente en Andalucía (6,7%) y País Vasco (6,4%), 1,3 puntos más que en noviembre en ambas.

El nuevo sistema para revalorizar las pensiones que ha quedado aprobado con la primera pata de la reforma estipula que se utilizará para subir las pensiones públicas del año próximo la media del IPC anual de noviembre a noviembre, con lo que el dato de hoy no influye en la revalorización del próximo año.

Sin embargo, este será el primer dato que se utilice para calcular la subida de las pensiones de 2023, un año en el que, dadas las previsiones de inflación para este ejercicio, la revalorización podría ser muy cuantiosa.

Esto será una buena nueva para los pensionistas, que no perderán poder adquisitivo, pero una mala noticia para la Seguridad Social, cuyo gasto no para de crecer y va consolidándose.