La chapuza de Honda y Barreda que les ha costado perder el Dakar por usar mal los vacíos del reglamento

La chapuza de Honda y Barreda que les ha costado perder el Dakar por usar mal los vacíos del reglamento

La aventura de Joan Barreda en este Dakar 2022 acabará este viernes (salvo susto final) fuera del podio. El castellonense acabó la penúltima etapa a más de 25 minutos del vencedor, Kevin Benavides, y casi a lo mismo del líder y más que probable campeón del raid, Sam Sunderland.

Además del dolor que arrastra en el hombro por su clavícula rota, a Barreda le ha pesado una de las grandes dificultades a las que se enfrentan los pilotos de motos: abrir pista. En el argot, esto significa salir delante del resto de competidores de otras categorías (coches, camiones, quads y vehículos ligeros), por lo que la navegación es mucho más compleja al no tener las huellas de otros.

Es habitual que los equipos y los propios pilotos busquen triquiñuelas para evitar salir primeros al día siguiente. Ya ha ocurrido en varias etapas en este Dakar, y así lo intentaron en Honda para que tanto Pablo Quintanilla como su compañero Barreda no tuviesen esa penalización fáctica este jueves. El miércoles, al final de la etapa 10, ambos fueron castigados con 1 y 2 minutos respectivamente por exceso de velocidad fuera ya de la etapa cronometrada (esto es clave). El objetivo del equipo era evidente: que perdiesen un poco de margen para luego ganarlo en las dunas de Bisha.

Les salió del todo mal. Al ser una sanción fuera del tramo cronometrado, en la neutralización (no en el enlace final) el tiempo extra se les añadió al de la clasificación general pero no al de la etapa en sí, por lo que el orden de salida para este jueves se respetó en función del resultado de parrilla. Así, Barreda salió 3º igual y, por tanto, no se libró con esa estrategia de ir en los primeros puestos durante los kilómetros iniciales. Acabó perdiendo esos 25 minutos y, con ellos, sus opciones del Dakar. La chapuza estaba consumada.

«No fue buscada (la penalización). Fue en la entrada de la neutralización. Sí que es verdad que todos los pilotos íbamos a hacer estrategias, yo vi que tenía un impulso grande, empecé a calcular y dije ‘ostras, creo que son como unos 6 minutos de penalización’, y con eso decidí que ya estaba bastante bien y por eso no frené tanto a final. Pero ellos [la organización] entendieron que la neutralización no era parte de la especial. Ha sido un poco error o falta de entendimiento«, confesaba el valenciano en declaraciones recogidas por Motorsport.com.

Barreda saldrá a los últimos 164 kilómetros de especial con 20 minutos por remontar si quiere llegar al podio, al menos. Lo tiene más que difícil.