La ATP da marcha atrás y reabre la polémica: los recogepelotas volverán a llevar la toalla a los jugadores

La ATP da marcha atrás y reabre la polémica: los recogepelotas volverán a llevar la toalla a los jugadores

La ATP no descansa para mantener el tenis en constante evolución, aunque la última medida aprobada ha generado mucha polémica en los últimos días. El circuito masculino ha decidido que los recogepelotas vuelvan a llevar la toalla a los jugadores, una tradición perdida en los años de la covid con la que no todos los aficionados están de acuerdo.

La decisión de que los niños que participan como recogepelotas en los torneos acerquen la toalla al jugador entre cada punto fue eliminada, tras un periodo de pruebas en las ATP Next Gen Finals, a raíz de la pandemia, momento en el que se tomó esta dirección sobre una medida planteada años antes por claros motivos de higiene.

Desde entonces, a pesar de que las restricciones sanitarias han ido desapareciendo de todos los torneos, las pistas de los campeonatos han contado con dos pequeños cajones en los que los tenistas depositaban las toallas.

La medida fue criticada por voces autorizadas del circuito, entre ellos Rafa Nadal, pero cuando parecía destinada a quedarse para siempre, la ATP ha dado un giro radical instando a la ‘vuelta al pasado’ en todos los torneos a partir de la presente edición de Wimbledon.

Esta vuelta atrás obedece al resultado de las reuniones de la Junta de la ATP, que parece haber considerado que el hecho de que los tenistas tengan que ir a uno de los laterales de la pista a por las toallas ralentiza mucho el ritmo de los partidos.

Es preciso destacar que los tenistas tan solo cuentan con 25 segundos entre punto y punto —cronometrados por un reloj— para realizar su primer saque de un nuevo punto a partir del fin del punto anterior. Ha costado que los jugadores, especialmente los más veteranos, se adapten a ello, pero también hay jugadores de la nueva generación han criticado la falta de tiempo para secarse.

Por otro lado, esta noticia ha generado numerosas reacciones entre los aficionados del tenis en redes sociales. Por un lado, algunos defienden las quejas de los jugadores; por el otro, algunos señalan la poca consideración de los jugadores con los chicos recogepelotas y la falta de higiene del contacto constante con las toallas sudadas.