"Contigo cambiamos el rumbo": la ovación interminable que emocionó a Rudy Fernández en su despedida de Madrid

"Contigo cambiamos el rumbo": la ovación interminable que emocionó a Rudy Fernández en su despedida de Madrid

El WiZink Center vivió este lunes el posible último encuentro de Rudy Fernández como local. El español pone fin a su etapa como jugador profesional de baloncesto y se despedirá del Real Madrid tras 13 años vistiendo de blanco al término de la final de la Liga Endesa ante UCAM Murcia.

El alero del Real Madrid sintió el cariño de todo el palacio hasta llegar a las lágrimas después de ser sustituido a falta de cinco minutos para el final del último cuarto del segundo partido de la eliminatoria. Sus 14 puntos y una asistencia en el reciente duelo y las centenares de noches como madridista dieron pie a una tremenda ovación de casi 15 minutos ininterrumpidos.

No había salido aún de la pista cuando arrancó el aplauso unánime e interminable de los miles de asistentes al encuentro. «Rudy, Rudy, Rudy», celebraba el ‘speaker’ tras un triplazo del mallorquín que desató la ovación a nada del final del encuentro.

LA OVACIÓN INTERMINABLE DEL WIZINK CENTER A RUDY FERNÁNDEZ.

👏 @rudy5fernandez

📺 @MovistarPlus #PlayoffLigaEndesa | #ListosParaRomperla pic.twitter.com/JvQFAVTxvC

— Liga Endesa (@ACBCOM) June 10, 2024

La sustitución llegó unos segundos después y comenzó el festival de pancartas en la grada. «Contigo cambiamos el rumbo. Gracias por tanto Rudy», lideraba esa oleada de agradecimientos mientras el WiZink retumbaba al son de «Rudy Fernández lolololoooo».

Mientras sus compañeros seguían jugando sobre el parqué, el balear saludó tímidamente a los aficionados y los aplausos no cesaron. Intentó evitarlo, pero no pudo contener las lágrimas. Se besó el escudo y, después, recibió una placa conmemorativa de su carrera.

«Le quiero agradecer a toda la gente porque ha sido un momento muy especial, pero esto no acaba aquí. Respetamos mucho al UCAM y podría ser una despedida, pero viendo como está el UCAM es posible que volvamos en el quinto partido, aunque espero que no», aseguró Rudy Fernández tras el partido.

«Vincularme a este club fue la mejor decisión que tomé en mi carrera. He podido vivir experiencias que me llego a mi historia deportiva, veo que la afición me ha valorado mucho, igual que yo les valoro muchísimo a ellos», indicó.

«Sabía que este era un gran club, pero aunque parezca un tópico, para mí ha sido una gran familia y eso hace que todo sea mucho más ameno y llevadero», advirtió Rudy Fernández para el que fue «difícil» contener la emoción en ese momento.

«Es una noche mágica que voy a recordar toda la vida. Poner el escudo por delante de todo me ha ayudado a ser el jugador que soy y la afición ha visto el reconocimiento de todo este trabajo de todos estos años», sentenció.

Chus Mateo se rinde a Rudy

El técnico del Real Madrid también alabó al alero balear: «Como jugador es uno de los mejores que ha dado el baloncesto de nuestro país y hoy se ha demostrado algo más, esa comunión que ha generado con los madridistas. Esos 15 minutos coreando su nombre denotan el cariño que le tiene la afición y los muchos valores deportivos y humanos que ha transmitido a lo largo de su carrera».

El entrenador madridista considera que el balear «se identifica absolutamente con lo que significa el escudo del Real Madrid». «Es muy merecido lo que ha recibido, pero la serie no está acabada y si las circunstancias le impiden volver aquí me alegro de que haya podido recibir ese merecido aplauso», confesó.

«No recuerdo nada parecido», recalcó sobre la ovación de cuarto de hora que recibió el jugador. «Qué bonito cuando la gente te quiere tanto. Ha sido emocionante verle llorando y con todo el pabellón coreando su nombre», agregó.

El UCAM Murcia puede traerlo de vuelta

La segunda victoria del Real Madrid ante el UCAM Murcia dejó prácticamente sentenciada la final, aunque lo cierto es que faltan otros dos encuentros y si el conjunto murciano consigue igualar se podría ir a un quinto partido que se jugaría en el WiZink Center.

En caso de que se de ese empate, Rudy Fernández volvería a jugar en Madrid en el que, esa vez sí, sería su último partido como local con total seguridad, por lo que el balear se podría llevar una nueva ovación.