Científicos captan una «luna alrededor de un asteroide» usando un telescopio de solo 1,5 metros de diámetro, el más pequeño en conseguirlo (FOTO)

Científicos captan una «luna alrededor de un asteroide» usando un telescopio de solo 1,5 metros de diámetro, el más pequeño en conseguirlo (FOTO)

Debido a la débil luminosidad de estos cuerpos celestes, su observación generalmente se realiza empleando telescopios equipados con espejos entre 8 y 10 metros de diámetro.

Científicos del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de EE.UU. han logrado tomar imágenes del asteroide (22) Kalliope y de su satélite natural, Linus, utilizando un telescopio del centro Starfire Optical Range (SOR, por sus siglas en inglés) que, con un diámetro de 1,5 metros, es el instrumento óptico más pequeño que lo ha conseguido.

De acuerdo a la institución, las imágenes fueron tomadas el 29 de noviembre del año pasado desde el observatorio de la base aérea de Kirtland (Nuevo México), y su avistamiento fue confirmado cuatro días después.

Según detallan los investigadores, el registro de los asteroides suele estar a cargo de grandes telescopios con espejos de entre 8 y 10 metros de diámetro, como los ubicados en Hawái o Chile, ya que son objetos con una luminosidad muy débil.

En opinión de Odell Reynolds, ingeniero a cargo del SOR, el reto más grande al que se enfrentaron fue ajustar la óptica adaptativa del telescopio. Sin embargo, una vez lo consiguieron, superaron la turbulencia de la atmósfera y lograron tener una mejor visibilidad del asteroide.

Tras procesar las imágenes, los astrónomos fueron capaces de remover la luminosidad producida por el asteroide, lo que les permitió observar Linus, algo «sorprendente», según Reynolds, considerando las características del SOR.

«No podía creer que captáramos una luna alrededor de un asteroide con un telescopio tan pequeño […] Kalliope es 63 veces más tenue que el límite a simple vista, y se descubrió que Linus es 23 veces más tenue» que el asteroide, apuntó la astrónoma del SOR Tanya Tavenner.

Por su parte, Mala Mateen, investigadora principal del SOR, considera que los resultados son prometedores para la astronomía, ya que abre la posibilidad de extender las técnicas de imagenología de alto contraste a telescopios más pequeños. Esto incluso podría ser útil para «separar» dos objetos cercanos en el espacio, haciendo que el menos brillante sea visible, explica.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!