Álvaro Morata acaba la celebración cojeando tras un duro golpe de un miembro de seguridad del estadio

Álvaro Morata acaba la celebración cojeando tras un duro golpe de un miembro de seguridad del estadio

La celebración de la selección española de fútbol tras batir a Francia en las semifinales de la Eurocopa de Alemania quedó marcada por un momento complicado para Álvaro Morata, que recibió un golpe fortuito en la pierna que le dejó cojeando ostensiblemente.

Ocurrió cuando los jugadores de La Roja se acercaron a celebrar con la afición en uno de los fondos del estadio, instante en el que un miembro de la seguridad del estadio corrió para detener a un espontáneo que saltó al césped y se lanzó con la mala fortuna de impactar en la pierna de Morata.

Tras el golpe, el delantero hizo gestos de mucho dolor y apenas pudo posar para la foto. Luego se pudo apreciar su caminar lento, con una visible cojera, hacia el túnel de vestuarios.

Hasta el momento se desconoce si el ariete de la selección sufre una lesión severa que pueda complicar su participación en la final del torneo continental.