Allegri amenaza al director del periódico 'Tuttosport': "Sé donde encontrarte, te arranco las orejas"

Allegri amenaza al director del periódico 'Tuttosport': "Sé donde encontrarte, te arranco las orejas"

A pesar de que la Juventus logró alzar la Copa italiana el pasado fin de semana, su entrenador, Massimiliano Allegri, perdió los papeles durante la noche, en la que fue expulsado por sus protestas contra el cuarto árbitro para posteriormente encararse con un periodista italiano, llegando a amenazarle.

En el minuto 50 del encuentro que enfrentó a la ‘Vecchia Signora’ con el Atalanta (1-0), «se dirigió al cuarto árbitro con actitud agresiva y de flagrante y polémica disidencia para protestar una decisión arbitral; y al ser notificado a orden de expulsión reiteró dicha actitud, con expresiones irrespetuosas sobre la labor de los árbitros del partido. Antes de abandonar el terreno de juego, también realizó gestos irrespetuosos hacia el colegiado», como explicó el Juez Deportivo de la Serie A.

Por ello, el técnico de la Juve ha sido sancionado con dos partidos de suspensión a cumplir en la competición copera, además de 5.000 euros de multa.

Durante las celebraciones en el terreno de juego, rechazó el saludo de Giuntoli, director deportivo del club, al que además instó a alejarse con un gesto de manos muy comentado en Italia, desatando, aún más, los rumores de separación a final de temporada entre técnico y club.

Por otra parte, Guido Vaciago, director del diario ‘Tuttosport’, reveló amenazas de Allegri tras el encuentro: «¡Director de mierda! Escribe la verdad en tu periódico, ¡no lo que te dice el club! Deja de prostituirte por el club», vociferó el técnico según el periodista.

«Tras una primera invitación a mantener la calma y explicarme cuál era la verdad que estaba ocultando de acuerdo con sus jefes, Allegri respondió tirando de mí, empujándome y con el dedo bajo la nariz me gritó: ‘Sé dónde encontrarte. Sé dónde esperarte. Voy y te arranco las dos orejas. Voy y te pego en la cara. Escribe la verdad en el periódico’ y otras lindezas propias de pelea de bar», explicó Vaciago en un editorial.